William Monzidelis neoyorquino de 32 años possessor de un Apple Watch se encontraba trabajando en su negocio familiar cuando se sintió mareado. Al ir al baño, se dio cuenta de que estaba sangrando. En ese momento, recibió una notificación en su Apple Watch que le advertía de que su ritmo cardíaco había experimentado una alarmante bajada y que debía buscar atención médica inmediata. Su madre, que dijo a la NBC que su hijo estuvo muy palido mientas le llevaba al hospital. En el trayecto, Monzidelis comenzó a sangrar por la boca y el ano, y llegó al centro médico habiendo perdido el 80% de su sangre.

Al llegar al hospital le detectaron una úlcera perforada, le hicieron una transfusión de sangre  y le operaron al momento. Los médicos creen que si el paciente no hubiese recibido la notificación, probablemente no habría sobrevivido, ya que se trataba de un adulto aparentemente sano y sin problemas graves de salud. «Hubiera estado trabajando en mi oficina y le hubieran encontrado muerto», ha explicada a la cadena, afirmando que se siente «muy afortunado».

Noticia escrita y redactada por OKPC Barcelona

15 años de experiencia nos avalan dando un servicio especializado en diferentes campos de la informática, siempre orientados a cubrir cualquier necesidad de nuestros clientes, asesorando siempre en los últimos avances tecnológicos.

Newsletter

Escribe aqui tu correo electrónico para estar al tanto de nuestras noticias.